Lo sagrado hecho real

 

Michelle Obama ha venido ha España. Corre el rumor de que va a venir a Valladolid a ver la exposición de Lo sagrado hecho real. Esto es un bulo como lo es si su maridito también va a venir a España, o si el hombre llegó a la luna. Nosotros seguimos haciendo nuestro trabajo, que su llegada no nos va a arreglar nada.

Portada del Monográfico Lo sagrado hecho real

Tenemos disponible el nuevo monográfico, el número 2, sobre la exposición Lo sagrado hecho real. Nuestro informático Jefe, Rubén, está de vacaciones que bien se las ha merecido. No podremos colgar el número hasta primeros de septiembre. Es una pena que no lo tengáis antes por si os apetece ver la exposición.

 Hasta esa fecha lo puedes tener si lo pides a la siguiente dirección:

 luisjo@revistaatticus.es

 Corre, Michelle Obama ya lo ha hecho y nos ha pedido el suyo. No seas lelo, pídenos el tuyo, TÚ no vas a ser menos.

Os dejo el comentario que nuestro buen amigo y colaborador Jesús Trapote (a la sazón escultor, que de esto sabrá) ha hecho sobre su visita a la exposición.

ENTRE LO SAGRADO Y LO FANTASMAGÓRICO

 Tenía previsto visitar la muestra de “Lo Sagrado Hecho Real” en el Museo Nacional de Escultura de mi Valladolid querido. Lo hice con más hincapié (y pienso repetir), desde que leía una opinión insertada en la genial Revista virtual Atticus, a la cual ya me siento honrado casi de pertenecer, aunque sea solo como mero admirador y lector…En dicho comentario  se calificaba esta inigualable exposición algo así como “nada del otro mundo” y en cambio daba por hecho que era mucho mejor la otra muestra paralela de Jean Dubuffet en la Iglesia de la Pasión y Las Francesas de la ciudad vallisoletana.

La Dolorosa de Pedro de Mena

 

Es por ello que me desplacé exclusivamente a visitar ambas exposiciones y saqué mis propias conclusiones que intento exponer en este pequeño comentario.

No creo que fuese solo por deformación profesional escultórica, sino por la calidad de la misma, aluciné con “Lo sagrado hecho Real”, especialmente con las piezas imagineras barrocas allí expuestas. Sin hacer comparaciones ni distinciones de calidad, aún estoy estremecido con ese Ecce Homo de nuestro Gregorio Fernández, cuya factura y empaque anatómico deja sin aliento al más flemático…Aunque son obras muy conocidas de Montañés, Cano, Mesa, Mena… de la escuela andaluza y Gregorio Fernández de la castellana, no dejan siempre de sorprender al espectador y más aún cuando dada su cercanía, puedes aspirar hasta el aliento de sus almas de noble madera.

Con un cuidado montaje e instalación, nos sumimos en un misterio ambiental que hace aún más resaltar esculturas y lienzos de los grandes maestros del barroco español…

Por poner una pequeña guinda discordante a la muestra, se me antoja una gran desprotección de las piezas del cristo yacente de Gregorio Fernández y la Dolorosa del granadino Pedro de Mena, ambas piezas muy singulares de estos soberbios imagineros cuya personalidad refleja la diferencia de hacer y manifestar que existe entre las dos emblemáticas escuelas, andaluza y castellana.

Escultura de Dubuffet

De cualquier forma, supuso un deleite que deja un sabor “a poco” y al menos a mi, esta Exposición se me hizo pequeña donde permanecí durante más de dos horas y que por supuesto pienso repetir en breve más visitas.

Con premura de tiempo me acerqué a la Iglesia de La Pasión para ver al “recomendado” Dubuffet y por más intentos que hice de buscar el argumento en que alguien se basaba de calificar de “mejor” a la recién visitada muestra del Museo, no lo encontré. Respetando al máximo a este artista contestatario francés, la muestra tanto pictórica como escultórica me pareció como su título indica “Fantasmagórica” en el más amplio sentido de su conjunto. Incluso, si ser un erudito experto en pintura, opino que la de este autor goza de una gran precariedad profesional. De sus esculturas cuya materia es muy primaria, diría que gozan de un decorativismo conceptual que funciona según el entorno y ambiente donde se encuentren. Para mí, nada más. Pero de querer comparar o valorar calidades entre una exposición y la otra nada ya que hay una disparidad de épocas y valoraciones que poco tienen que ver.

Las fotos que acompaño, especialmente la tomada en el Museo de Escultura, es un resultado de las condiciones limitadas y permitidas para su toma.

Jesús Trapote

 Y, por último, una cosita muy importante: Suscripción Revista Atticus

En este buen hacer que nos caracteriza, Revista Atticus ha introducido un pequeño recuadro, aquí a la derecha, para suscribiros. Os recomiendo a todos que lo hagáis. Os va a llegar en un formato muy elegante el artículo o la entrada que publiquemos. Así no os estamos dando la brasa que si hay una nueva entrada y etc. Solo tenéis que poner vuestro correo electrónico, a continuación os sale una nueva pantalla con palabros en inglés (lo lamentamos profundamente, pero es lo que hay) en la que se os pide que pongáis los 4/5 caracteres que se ven. Esto es una simple medida de seguridad para evitar el spam. Y ya está. Creo que Michelle Obama y su familia lo están haciendo en este momento.

 Si aún no lo tienes… no te olvides de pedir tu ejemplar del Monográfico 2 Lo sagrado hecho real, nos lo quitan de la manooooo.

 Luisjo


Marcador

Fichero archivado: General

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!