Caroto_Chico_pelirrojoMuchacho pelirrojo sosteniendo un dibujo

Óleo sobre madera, 37 x 29 cm.

Museo di Castelvecchio, Verona, Italia

Giovanni Caroto (1480 – 1555)

 

Hace ya cosa de un año hubo una gran exposición en el museo del Prado,El retrato en el Renacimiento” que mostró una serie de obras muy interesantes. Tal vez por esa razón este cuadro es ahora más conocido. Pero durante mucho tiempo no dejaba de ser un retrato más.

 Giovanni Caroto (1480 – 1555) es el autor del retrato. Fue un pintor italiano que nació y vivió en Verona en pleno apogeo del Renacimiento, allá por 1515 que es cuando realizó esta pintura. Su producción artística está basada en el retrato, ya sea de varios personajes o de uno solo. Está considerado como uno de los maestros de Paolo Veronés.

 El título del cuadro, en español, es más o menos Muchacho pelirrojo sosteniendo un dibujo (Ritratto de bambino con disegno). La obra se encuentra en Verona en el Museo di Castelvecchio.

La presencia de jóvenes o niños en la pintura no era algo novedoso. Eran abundantes los cuadros en los que aparecían angelotes, querubines o niños Jesús. Pero este cuadro tiene especial importancia porque es uno de los primeros en mostrar un niño en su aspecto real, es decir, que no es un retrato idealizado, sino más bien todo lo contrario. Muestra al niño, orgulloso, que se vuelve al espectador para mostrarnos un dibujo que él mismo ha realizado, tal vez su propio autorretrato. Y esa es otro de las cosas que hace este cuadro especial: mostrar un garabato que un niño realizó hace casi quinientos años. Como en todo ensayo de una obra de arte, al estudiar ésta obra hay que ponerla en relación con su tiempo y hay que tener muy presente, en este singular caso, que en aquellos tiempos en Italia se buscaba la perfección en el arte por medio de la medida clásica y los cánones de belleza. Dicho esto, el cuadro supuso todo un atrevimiento al mostrar un aspecto feo de la vida cotidiana como era el simple dibujo de un niño. Dudo que su padre guardara el dibujo, pero ¡qué orgulloso tendría que estar del niño para encargar un retrato con él de la mano!  

El retrato es imagen, es identidad y es memoria y constituye un auténtico documento gráfico para el estudio de vida y costumbre de una época para las generaciones posteriores. Como se puede observar de la atenta contemplación del garabato poco han cambiado las habilidades artísticas de los niños. Poca diferencia podemos encontrar entre este dibujo pintado por un niño en el siglo XVI y uno de los que pueden estar haciendo ahora en la escuela los niños del siglo XXI.

Muchacho sosteniendo un dibujo, Giovanni Francesco CarotoEl retrato del joven muchacho destaca por su sencillez, por su informalidad en el tratamiento de la doble imagen y por su contraste entre la fuerte realidad del joven retratado con su autorretrato garabateado.

He de confesar que la primera vez que lo vi pensé que de una broma se trataba. Que alguien ducho en el manejo del photoshop había “tuneado” este retrato de Caroto. Pero no, no habían cambiado este escueto dibujo infantil, lineal y torpe por algún otro más logrado. Era así y así se mostró tal cual en la exposición del Museo del Prado en 2008.

 Luisjo


Marcador

Fichero archivado: General

Le gusto este articulo? Subscribete a mi RSS feed y obtener mas descargas!