Compártelo:

" /> El secreto de sus ojos | | Revista Atticus

El secreto de sus ojos

Se pueden hacer dos tipos de crítica cinematográfica (a mi me gusta más decir comentario o análisis, para evitar el tono despectivo que tiene aquella). Uno de ellos sería el que no desvela el desenlace de la película en su relato. Y el otro es aquel estudio que se realiza analizando todos los pormenores del film sin importar destripar el final.a

Ya os digo desde aquí que en esta web siempre será el primer modelo el elegido por respeto a los posibles espectadores. El otro lo considero más interesante pero quizás es más propio para un buen coloquio, estudio fílmico o una puesta en común de varios participantes.

Sinopsis. El secreto de sus ojos está basada en la novela La pregunta de sus ojos del escritor argentino Eduardo Sacheri. Narra las vicisitudes de Benjamín Espósito (Ricardo Darín) que acaba de jubilarse después de trabajar toda la vida en un Juzgado Penal. Sus experiencias vividas le sirven para novelar los acontecimientos en un libro que le ocupa su tiempo libre. Dichos acontecimientos se centran en un asesinato ocurrido en Buenos Aires en 1974. Espósito supone que la historia que narra habla del pasado, pero su búsqueda ilumina de un modo descarnado su propia vida y su presente, y lo pone frente a un dilema amoroso que lo obsesiona desde hace mucho tiempo.

 

Técnicamente la película está realizada de forma magistral con un uso de encuadres de la cámara muy originales en cuanto a la posición de la misma e intimistas por su acercamiento, con primerísimos primeros planos. El guión está muy trabajado, con muy buenos diálogos, circunstancia que ya vimos en anteriores trabajos como el exitoso El hijo de la novia. En este film más que los diálogos tiene un peso importante los silencios, las miradas, lo no verbalizado, no podía ser de otra manera cuando de un secreto se trata.

 La pareja de actores protagonista es la formada por Ricardo Darín (Benjamín Espósito) y Soledad Villamil (Irene Hastings). Se muestran excelentes. Pero la figura de un actor secundario muchas veces les come el protagonismo. Es Guillermo Francella (Sandoval) un borrachín lleno de humanidad.

tension El secreto de sus ojos es una historia dura y tierna, una historia de amor y odio, una historia contada con escenas paralelas del pasado y del presente de forma magistral por Juan José Campanella. El director maneja la ambigüedad sabiamente en algunos pasajes para acercarnos a ese secreto. Tanto acierto no lo eximen de algún defecto. No me gustó nada el excesivo movimiento de la cámara en la escena del estadio y tampoco es brillante la resolución final (algo forzada). Pero son pegas menores para una gran producción. Y, por último, me gustaría destacar dos grandes momentos, dos grandes escenas. Una de ellas recoge el momento tenso donde tres de los protagonistas se ven encerrados en el ascensor del Ministerio de Bienestar y Salud Pública. Benjamín e Irene asisten aterrados a la demostración de poder que tiene el preso Isidoro Gómez (Javier Godino) puesto en libertad. Y la otra es más bien un fotograma, una de las escenas finales en la que nos muestra los grandes y maravillosos ojos de Irene a modo de título.

Otra buena razón para acudir al cine.Ella

Para aquellos curiosos que quieran saber más de El secreto de sus ojos he encontrado una buena página

 El secreto de sus ojos: El mismo autor, la misma obra

Por Pablo Acosta Larroca (fuente: www.grupokane.com.ar)

Luisjo

1 Comment
  1. El Secreto de Sus Ojos trata de la vida de Irene y Esposito en un período de 30 años. En 1974, Irene, un abogado joven conoció a Esposito, un agente federal cuando están trabajando en resolver el asesinato de Liliana Colotto, una mujer bonita que fue violada y asesinada en su casa. Después de mirar un álbum de fotos de Liliana, Esposito supo que Isidoro Gómez, un personaje frecuente en el álbum, mató a Liliana porque estaba enamorado extrañamente con ella. Aunque Gómez está preso por su delito, está liberado para trabajar para la junta, y entonces decide dar caza a Esposito en busca de venganza. Para protegerse, Esposito deja a Irene, el amor de su vida, para pasar a la clandestinidad. Después de muchos años, Irene y Esposito se reúnen para tratar de localizar a Gómez porque Esposito prometió al esposo de Liliana Gómez que sería encarcelado para el resto de vida. A pesar de que la búsqueda por todas partes, todos los conductores llegan a su fin hasta que Esposito se da cuenta de que el marido de Liliana Gómez ha estado escondiendo en una prisión en su casa. Este final es el más extraño. A pesar de que tenía la esperanza de que Gómez fuera castigado por sus crímenes contra Liliana, el hecho de que está encarcelado en una celda del tamaño de un coche es preocupante. Lo que es más preocupante es que Gómez se ve casi como un animal. El esposo de Liliana nunca habla con él, nunca cierra el carcel, y nunca se le permitió leer nada. Aunque Gómez era inhumano en el asesinato de Liliana, el esposo es igualmente inhumano.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Suscribete

Copyright ©2017, Revista Atticus

Siguenos
  • Facebook
  • Twitter